Estenosis carotídea asíntomática e ictus


Se estima que la prevalencia de la estenosis de la arteria carótida se incrementa con la edad y afecta al 0,5% de las personas menores de 50 años y hasta al 10% de las personas mayores de 80 años sin síntomas previos. El riesgo de ictus se sitúa entre el 2% y el 3% anual, y hasta en el 5% anual para las estenosis más severas. Hay factores como la progresión acelerada de la oclusión, los niveles elevados de colesterol LDL y la presencia de enfermedad coronaria que aumentan la probabilidad de sufrir un ictus. A pesar de la elevada incidencia de esta patología en las personas mayores de 80 años, las tasas de diagnóstico y tratamiento son inferiores en comparación a pacientes más jóvenes.

Para más información:

http://www.guiasalud.es/egpc/ictus/resumida/apartado04/prevencion_primaria15.html